La voz del Baskonia dice adiós

2019-05-10T15:55:13+00:00 2019-05-10T15:55:13+00:00.

GiorgosIoakimidis

10/May/19 15:55

Eurohoops.net

La voz del Fernando Buesa Arena y del Baskonia durante los últimos 30 años se retirará al final de la temporada.

Por Eurohoops team / info@eurohoops.net

Rafa Muntión, el periodista de la Radio Vitoria y el locutor de todos los partidos del Baskonia durante las últimas tres décadas se retirará al final de la temporada.

Por EuroLeague:

Su voz ha sido el vehículo a través del cual la afición azulgrana ha podido seguir la historia del equipo en todos sus partidos durante 30 años. Este viaje incluye, por supuesto, las 19 temporadas que el Baskonia lleva en la Euroliga. Desde el 18 de octubre de 2000 en Zagreb y contra el Cibona, hasta el pasado 26 de abril, en casa ante el CSKA, Muntión ha anunciado más de 450 partidos euroligueros y ha viajado el equivalente de 24 viajes alrededor del mundo mientras acompañaba al equipo vasco. Una cifra que le otorgaría un lugar en el Salón de la Fama de los periodistas de baloncesto, si existiera.

Por el camino, Muntión ha sido testigo de la evolución de la competición desde su nacimiento hasta el presente. La Euroliga se ha convertido, en su opinión, en “la mejor competición de baloncesto en Europa, porque es obvio que todos los equipos, grandes, medianos o pequeños, quieren ser parte de ella”. Para él, la Euroliga no hizo más que “crecer y crecer” con el paso de los años. “La Euroliga siempre ha dejado en claro que cada paso que da es real”, dijo. “Ha crecido mucho, de una manera muy sólida y constante”.

Este crecimiento, en su experiencia, no solo se limita a la organización, sino que también se extiende a los clubes y a los recursos que los periodistas tienen a su disposición:

“Si hablamos de infraestructuras, de los estadios de los equipos de Euroliga, creo que más del 90% de ellos son muy buenos. Desde el punto de vista de la tecnología, vemos que los cambios también han sido bastante buenos”. Hoy, tienes la oportunidad de transmitir partidos con muy buen sonido de prácticamente todos los lugares”.

Muntión reconoce que su caso se puede tomar como “un poco único, porque después de 19 años de seguir un equipo de Euroliga, acabas siendo conocido en todas partes”. Desea que más periodistas hayan tenido la oportunidad de viajar con el mismo equipo en todos sus viajes, como lo hizo él.

“El periodista debe estar en el lugar porque eso te da el conocimiento y varias posibilidades que de lo contrario no tendrías”, dice. Muntión está agradecido y orgulloso de que su estación de radio, Radio Vitoria, “tomó la decisión de seguir al equipo, todos los partidos, incluso antes de que se convirtiera en un equipo de la Euroliga. Es algo extraordinario, ya que no somos una gran estación de radio en Europa, sino una muy pequeña”.

Todos esos viajes, todos esos partidos, han permitido a Muntión conocer y establecer un fuerte vínculo con innumerables jugadores y entrenadores, que en muchos casos van más allá de la relación estrictamente profesional.

“Esa es la gran pregunta que muchas personas se hacen: ¿puede un periodista ser amigo de un jugador?” él comenta. “Porque puedes pensar que, si el periodista se acerca demasiado, la objetividad puede verse comprometida. Creo sinceramente que no lo es, porque ¿quién mejor que un amigo para decirte que te has equivocado? Alguien que no te conozca bien no lo hará”. Dígale y le dará una palmadita en la espalda y le dirá: está bien, es perfecto porque hoy ganó y me dio una entrevista. También creo que, más allá de las estadísticas o las figuras, que son obviamente objetivas, todo lo demás hay que tratarlo subjetivamente. Y en el periodismo deportivo, aún más”.

Esta forma de entender la relación entre periodistas y jugadores ha llevado a Muntión a convertirse en un confidente para muchos de ellos, en muchas circunstancias: “Muchos jugadores te cuentan sus historias. Me sentí muy cerca de los argentinos que hemos tenido, por ejemplo. No sé por qué, pero es cierto que me conecté muy bien con Fabri Oberto y, sobre todo, con Hugo Sconochini, aunque no se quedó mucho tiempo. Puedo decirle que incluso compré cigarrillos para un jugador, en secreto, y el entrenador en aquel entonces era [Dusko] Ivanovic, ¡así que fue una operación muy arriesgada y peligrosa!”

Agrega: “Hay algunas confidencias porque compartes mucho tiempo con ellos, y llega un momento en que el jugador ya sabe cómo diferenciar cuando estás desempeñando el papel de periodista y cuando no. Ha habido momentos en que algunos jugadores fueron a la cena del equipo, lo hicieron rápido, en aproximadamente 10 minutos, y luego se fueron para reunirse con nosotros para una cena “real”. En ese momento, ya entendieron que allí estaba Rafa Muntión, la persona, no el periodista”.

Esa confianza no solo se limita al círculo interno del Baskonia, sino que también se extiende a muchos rivales. Ettore Messina, cuando fue entrenador del CSKA, decidió consultar a Muntión antes de firmar a Zoran Planinic, ya que necesitaba algunas referencias sobre el base croata como persona. Messina nunca había entrenado en Vitoria, así que es solo un ejemplo de cómo Muntión pudo ganarse un gran respeto más allá de las fronteras del Baskonia.

“Lo conocí la primera vez en las Finales de 2001 contra el TAU, y la impresión que tuve de él es que era un tipo muy profesional”, dijo Messina recientemente. “Muy serio, haciendo muy buenas preguntas sobre el baloncesto. Hemos hablado muchas veces después de eso, y además de ser un muy buen profesional, siempre lo he considerado como una persona muy honesta, muy correcta”.

Con el Baskonia, Muntión ha cubierto cinco Final Four, pero el que él recuerda como la más dulce es la de 2005, “porque fue la primera, y vencimos al CSKA, en Moscú, contra todo pronóstico”. No olvida cómo era Baskonia cuando comenzó como periodista, y hasta qué punto ha podido llegar el equipo en los últimos 30 años: “Viene de ser un equipo muy pequeño y está acostumbrado a ver a todos esos grandes equipos europeos como Panathinaikos, Olympiacos, Maccabi, etc., y piensas, ¿iré alguna vez a esas canchas? Y, cuando puedes ganar la primera vez en Tel Aviv, por ejemplo, piensas que es algo imposible. Y ganamos allí con un triplazo de [Elmer] Bennett sobre la bocina. O la última victoria en Moscú, después de 14 años. Son recuerdos hermosos, seguro”.

Al ser el reportero que ha llevado a sus oyentes a cada paso del crecimiento del Baskonia en una potencia europea, se ha creado un vínculo especial entre Muntión y los fans. Un jugador que se quedó en Vitoria durante mucho tiempo, Fernando San Emeterio, lo explica muy bien:

“Cuando hubo una victoria importante en Europa y regresaste al hotel, pudiste ver a Rafa, con su cerveza, luciendo feliz. También puedes verlo mirando hacia abajo, más silencioso, cuando las cosas no salieron bien. Era como un espejo, un reflejo preciso de lo que Vitoria y los aficionados se sentirían en ese momento, y utilicé esto como una especie de termómetro para entender lo que estaba pasando”.

La clave para entender todo esto es probablemente la forma en que Muntión ve su profesión.

“Es importante que realmente te guste lo que haces. Y me gusta. Si tienes un buen grupo a tu alrededor, y si te sientes cómodo con la gente, te divertirás y lo disfrutarás. Al final, estamos aquí para disfrutar, en este caso para disfrutar del baloncesto, pero puede ser lo que sea”, explica.

Foto: Euroliga