Sergio Llull: “Prefiero jugar fuera, en un pabellón que mete presión, que escuchar el balón botar”

2021-09-22T10:46:56+00:00 2021-09-22T18:04:07+00:00.

Alex Madrid

22/Sep/21 10:46

Eurohoops.net

Sergio Llull es sinónimo de Real Madrid. Eurohoops entrevista al nuevo capitán del equipo blanco, un verdadero emblema del club.

Por Alex Madrid / amadrid@eurohoops.net

Todo un emblema del Real Madrid que, tras quince temporadas en el club, asume con ilusión la capitanía. Apenas unos días después de levantar su primer trofeo, Eurohoops se sentó a hablar con Sergio Llull (Mahón, 1987) sobre su heroica actuación en la Supercopa, la rivalidad con el Barça o el regreso del público a los pabellones. Porque, si hay un deportista que comulgue a la perfección con una grada, ese es Llull.

Eurohoops: Lo primero de todo, enhorabuena por el primer título de la temporada y, sobre todo, diría que por el MVP. ¿Llevas la cuenta de los selfies?

Sergio Llull: Muchas gracias. Los selfies serán veintiuno o veintidós… como los títulos que tengo con el Madrid. No sé si el primero, cuando llegué a la ACB, como era muy joven y estaba recién llegado no sé si me atreví a hacer el selfie. Pero los veintiuno siguientes, con Pablo, yo creo que todos.

EH: Ya en frío, con el paso de los días, ¿cómo te sientes tras todo lo sucedido en la Supercopa?

S.L.: Bien, muy bien. Muy contento y muy satisfecho del trabajo de todos y cada uno de los integrantes del equipo. Orgulloso. Ahora, analizándolo en frío, creo que hicimos un esfuerzo muy grande para ganar esa final. Un partido que estaba prácticamente perdido, conseguimos darle la vuelta y tener esa cabeza fría para jugar bien los últimos momentos y poder ganar el primer título de la temporada, que era importante para nosotros empezar bien.


ACB Photo

EH: ¿Fue uno de los, digamos, tres partidos más especiales de tu carrera?

S.L.: Puede ser. La verdad es que no lo he pensado, pero por el momento, la situación, que fuera contra el Barça… Seguramente he tenido alguno estadísticamente mejor, pero a nivel de sensaciones, de emociones, yo creo que sí está en el Top3 con el Real Madrid, seguro. Estaría muy arriba entre los partidos que guardo con más cariño, junto con el de mi vuelta después de la lesión, en el Palacio, que fue espectacular, y las Euroligas ganadas.

EH: Hubo dos cosas que me llamaron especialmente la atención. Primero, fue el largo abrazo con Pablo Laso tras el partido.

S.L.: Son momentos especiales. Hemos compartido muchísimos años aquí, en el Real Madrid, y él sabe lo que he sufrido estos últimos años con las lesiones y no estando al 100% para disfrutar jugando al baloncesto. Lo entendió así, me vino a animar y a darme la enhorabuena, sobre todo.

EH: La otra es la cantidad de jugadores -como Patrick Beverley, Ricky Rubio o Bogdan Bogdanovic- que mostraban su respeto hacia tu figura. ¿Cómo se gana ese respeto?

S.L.: Yo creo que jugando siempre al 100%. Cuando juegas al 100%, respetas a todos los rivales e intentas dar el máximo para ganar, que al final para mí es lo importante, te ganas un poco de respeto de todos esos jugadores. Está claro que jugar bien y los títulos es lo principal, pero ver esas reacciones y esos mensajes de jugadores tan importantes, jugadores que están en la NBA, es algo que me llena mucho y de lo que estoy muy orgulloso.

EH: Además, levantaste tu primer título como capitán. ¿Ha cambiado algo tu figura dentro del vestuario?

S.L.: No, yo creo que no. No era el primer capitán, porque lo era Felipe, pero a nivel de vestuario hago las mismas cosas que llevo haciendo los últimos años. No es algo que me cambie mucho, pero sí me hace especial ilusión. He sido desde pequeño del Madrid y poder ser capitán de este club es increíble para mí. Lo he dicho muchas veces: he aprendido del mejor en esto, de Felipe, y voy a intentar seguir sus pasos y hacerlo lo mejor que pueda.

EH: Bueno, en algo sí ha cambiado, y es que ahora te toca a ti hacer la conjura prepartido.

S.L.: Sí, eso son cosas técnicas que sí que cambian. Igual en la comida de Navidad me tocará sentarme con el ‘presi’ y con los capitanes. Y es cierto que la arenga de antes de saltar al campo también me toca hacerla a mí.

EH: Se me ocurre una cosa que también podrías enseñar en el vestuario: cómo decir no a la NBA.

S.L.: Bueno, yo creo que al final eso es una decisión personal de cada uno. Yo he dicho muchas veces que, para mí, mi sueño de pequeño era jugar en el Real Madrid y es algo que sigo cumpliendo. En su momento decidí quedarme aquí en vez de dar el salto. Pero también es respetable y entendible que la mayoría de jugadores quieran jugar con los mejores en la NBA, probar esa experiencia, ganar más dinero… No sé, a cada uno le moverá algo diferente. Son decisiones muy personales y no soy yo quién para decir qué tienen que hacer los demás. Yo tomé esa decisión porque aquí estoy muy a gusto, estoy muy feliz y es donde quiero estar.

EH: El año pasado el Barça fue el dominador tras mucho tiempo. Con los movimientos del verano, parece que se volverán a igualar las fuerzas.

S.L.: Nosotros hemos disfrutado de unos años muy buenos ganando la mayoría de los títulos, pero es cierto que el año pasado el Barça nos tomó un poco la medida. Es un equipo muy físico, que lleva haciendo grandes incorporaciones en los últimos años. Creo que este año nosotros vamos a dar un salto de calidad con los fichajes, sobre todo a nivel físico. Vamos a mejorar nuestro nivel defensivo, que es algo básico para ganar títulos. Es una de las cosas que nos faltaba a veces. Ese poderío físico, esa agresividad en defensa, ayudas, rebote… Son cosas muy importantes en cualquier partido de baloncesto, pero en las finales más todavía. Hemos ganado el primer trofeo de la temporada y hay que seguir con los pies en el suelo, seguir trabajando, para luchar por los otros.

EH: Aún así, parece que, para ser del todo completa, a esta plantilla le falta un tirador.

S.L.: Bueno, yo creo que tenemos grandes tiradores y que tenemos una plantilla suficientemente amplia para encarar con garantías otra temporada exigente. Gente como Rudy, Abalde o Fabien no son sólo tiradores especialistas, pero pueden tirar perfectamente todos y cada uno de ellos. No creo que tengamos problemas ahí.

EH: Este año están volviendo los aficionados a las gradas. ¿Cuánto necesita un jugador como Sergio Llull al público?

S.L.: Yo creo que es básico. No sólo para un jugador como yo, sino para todo el mundo que vuelva el público a los estadios, para volver a disfrutar todos juntos del baloncesto. Al final, el baloncesto es un deporte de emociones, de sensaciones. Si le quitas una grada con gente, pierde ese atractivo. Ya sea jugando en casa, cuando te animan y te extra motivan para jugar bien e intentar hacerlo bien, o sea fuera, que también te motivas en un pabellón lleno que te mete presión. Siempre es mejor que escuchar el balón botar.

EH: Me han chivado que este año te hemos colocado en el puesto 48 de nuestro ranking de jugadores de la Euroliga… ¿Te tomarás revancha?

S.L.: No, la verdad es que no. No sé quién hace ese tipo de ranking [ríe]. No, imagino que estará bien. Si lo han hecho así es porque habrán visto todas las plantillas de Euroliga y habrán considerado que hay 47 jugadores mejores que yo. La verdad es que no te sé decir porque todavía no me he enterado muy bien de los fichajes ni de los movimientos, así que no sé demasiado de las nuevas incorporaciones. Pero bueno, veremos a final de temporada si ese ranking estaba bien o no [ríe de nuevo].

Haz click aquí para conocer las últimas noticias de la EuroLeague