Nick Calathes, la mente maestra

2021-02-15T12:34:56+00:00 2021-02-15T13:03:36+00:00.

Alex Molina Perello

15/Feb/21 12:34

Eurohoops.net

El internacional griego se ha convertido en uno de los pilares del Barça de Jasikevicius, convirtiéndose en el líder en la sombra del conjunto azulgrana gracias a su conocimiento total del baloncesto

Por Alex Molina / info@eurohoops.net

Pocas veces veremos a un jugador encarnar tan bien a su entrenador en la pista como en el caso Calathes-Jasikevicius. Siendo uno de los dos únicos jugadores de la plantilla del Barça en jugar con el lituano (jugaron juntos en Panathinaikos mientras que Abrines compartió vestuario con Saras en el Barça de la 2012-2013), Calathes se ha convertido rápidamente en el pilar del Barça de Jasikevicius. Mirotic, Higgins y compañía se encargan de los puntos y se llevan todos los focos, sí, pero Calathes es la mente maestra de este proyecto, el hombre que sin hacer mucho ruido mueve los hilos y por el que pasa gran parte del juego azulgrana.

Hace unos meses, el bueno de Nick confesaba que no se llevaba bien con Saras cuando compartieron equipo. “No era un gran fan de Jasikevicius cuando tenía 20 años”una relación que cambió con el retorno del lituano al Panathinaikos y se reencontró con un Calathes mucho más maduro. Y ayer, el lituano fue a buscarlo con el partido aún en juego para celebrar con él la Copa, el primer título de ambos con el Barça. Cómo cambian las cosas.

Inesperado e ilusionante a partes iguales, su fichaje fue un golpe de efecto del Barça a nivel europeo. Uno de los grandes nombres del baloncesto continental se sumaba al ya de por sí ambicioso proyecto azulgrana con el objetivo de substituir a Malcolm Delaney, uno de los mejores jugadores del Barça la temporada pasada pero que salió del club de forma un tanto cuestionable.

Con Calathes pasa una cosa que a mí personalmente no me había pasado nunca. A diferencia de otros jugadores con los que te sale un ‘qué bueno es este tío’ o ‘qué sobrado va’, con Calathes me sale un ‘este tío sabe mucho de baloncesto’. Y eso es lo que hace diferente y grande a este jugador, que sabe mucho, muchísimo de esto. No es ni el más rápido, ni el más alto, ni el que tira mejor, pero tiene todo en su cabeza. Dos ejemplos de esto en la final de la Copa del Rey: últimos instantes de la primera mitad, mal pase de Llull y mientras Calathes está recuperando el balón, ya esta mirando el reloj para saber cuánto queda. Otro en el tercer cuarto: Mirotic se va de palomero, recupera el balón, un bote y pase de pecho de 20 metros para que el montenegrino anote a placer. Él ya sabía que Mirotic estaba allí. Y no es raro verlo subir al poste alto a triangular con uno de los pívots para castigar un mismatch.

Pero es que el griego domina de baloncesto… y lo que no es estrictamente baloncesto. En un brillante documento que sacó la ACB del partido ante BAXI Manresa, pudimos ver como Calathes se quejaba de una falta a Hanga en el rebote para pocos segundos después confesarle al árbitro que sabía que no era falta pero que tenía que reclamar igualmente por su compañero de equipo. Sabe mucho de esto.  

Todos los jugadores del Barça, cuando hablan de Jasikevicius coinciden en lo mismo: que les aprieta mucho, que tienen que defender y que siempre tiene razón en sus correcciones, lleguen de forma más o menos airada. Está claro que haber sido un jugador de élite en el baloncesto europeo te aporta respeto y prestigio -no olvidemos que Jasikevicius tiene cuatro Euroligas con tres equipos distintos-, una situación que Calathes valora muy positivamente: “Creo que los que han jugado y han ganado son los mejores entrenadores porque son conscientes de todo lo que pasa en la pista, cada situación”. 

No es de extrañar pues que Calathes se vea en el banquillo en un futuro:Podría ser muy bueno como entrenador. Estaría bien tener un buen grupo de ayudantes y entrenadores juntos. Espero poder jugar durante más tiempo pero al final de mi carrera espero tener alguna oportunidad”. Conocimientos y fundamentos no le faltan.

 

 

ACB Photo