La lupa se enfoca al Barcelona-Panathinaikos

2015-10-30T13:20:42+00:00 2015-10-30T21:01:16+00:00.

GiorgosIoakimidis

30/Oct/15 13:20

Eurohoops.net

En Barcelona se disputó un partido importante con el equipo local acogiendo y derrotando con facilidad al Panathinaikos ateniense por 77-52 en uno de los derbis clásicos en la Turkish Airlines Euroleague

Por Panos Katsiroubas/ info@eurohoops.net

En Barcelona se disputó un partido importante con el equipo local acogiendo y derrotando con facilidad al Panathinaikos ateniense por 77-52 en uno de los derbis clásicos en la Turkish Airlines Euroleague. Parecía que ambos equipos estaban luchando por encontrar su ritmo en varios puntos del partido y ofrecieron un espectáculo mediocre teniendo en cuenta las plantillas que tienen. Especialmente el Panathinaikos presentó una imagen decepcionante en la parte ofensiva, sobre todo en el ataque posicional. Con 2/14 en tiros de tres puntos y 18 pérdidas del balón, los visitantes no podían tener suerte.

El partido comenzó con los dos equipos tratando de encontrar su ritmo en ataque y anotaban a cuentagotas. Dos triples consecutivos ejecutados desde el lado débil por Stratos Perperoglou dieron una ventaja temprana al equipo de Xavi Pascual. El principal objetivo de los catalanes era conseguir la pelota en el poste principalmente por Samardo Samuels, con los verdes negando un pase fácil.

Un gran problema en el ataque posicional

El gran problema del Panathinaikos era su ofensiva. Con Miroslav Raduljica cargado con 2 faltas ofensivas desde el principio debido a una buena defensa de sus emparejamientos, la principal potencia ofensiva estaba fuera de juego, al igual que la ofensiva general de los atenienses. El conjunto de Xavi Pascual pudo con el bloqueo y continuación y no permitió ningún espacio para tiros abiertos por parte del Panathinaikos.

El Barcelona se aprovechó de los errores de su rival- 11 en total en la primera mitad – con los azulgranas corriendo en cada ocasión y anotando puntos fáciles en la cancha abierta. El equipo griego podría amenazar sustancialmente sólo a través de ataque de medio tempo antes de que la defensa del equipo catalán tuviese la oportunidad de crear situación de cinco contra cinco. Pero, más allá de esto, el Panathinaikos no tenía otro punto de referencia consistente en la zona ofensiva ya que no tenía una dirección fija, mientras que la amenaza desde el perímetro fue mínima (1 de 7 tiros de tres en los primeros 20 minutos).

Aleksandar Djordjevic trató de frenar el ritmo del Barcelona con una defensa en zona, creando inicialmente algunos problemas para el equipo de Pascual, ya que se estancó en sus ataques con mucho bote y una circulación mínima del balón, pero a medida que pasaba el tiempo encontraron algunos tiros abiertos en los huecos a lo largo de la zona, lo que proporcionó algunas oportunidades para los azulgranas.

Encontró su equilibrio en defensa, pero no en ataque

 En la segundo mitad los jugadores del Panathinaikos aumentaron su nivel de intensidad en defensa con un quinteto pequeño y con Antonis Fotsis y James Gist poniendo mucha presión sobre los bases del Barcelona en las pantallas, con hedge-outs ofensivos, sino también la velocidad en sus movimientos. Los verdes robaron balones y anotaron en la cancha abierta. También aprovecharon los pies lentos de Ante Tomic en las penetraciones, consiguiendo algunos puntos de esta manera también.

Mala lectura de jugadas ofensivas

Lo malo para el equipo griego fue que a pesar de su buena defensa sus jugadores no dejaban de perder el balón en ataque y fallar los tiros abiertos desde el perímetro. Tras el 48-41, los visitantes tardaron 4:30 minutos en anotar un punto y aunque el Barcelona no tenía ningún ritmo ofensivo especial, se las arreglaron para mantener una ventaja constante que rozaba o incluso superaba el margen de 10 puntos.

En el último período, el estilo del partido no mostró cambios importantes, con el equipo griego fallando de forma persistente desde el perímetro, el Barcelona jugando constantemente de dos contra cualquier jugador que intentaba postear sin que los jugadores del Panathinaikos pudieran leer el juego lo suficientemente bien y vieran los pases para los tiros abiertos. Los catalanes seguían anotando en la cancha abierta y se aprovecharon de la fuerza de Samuels dentro de la pintura. Eso fue el punto clave del partido, con el equipo local encontrando su ritmo y colocando el marcador a 25 puntos.