La Euroliga podría beneficiarse con cualquiera de los dos finalistas de la Eurocup

2019-04-11T14:20:32+00:00 2019-04-11T14:47:49+00:00.

GiorgosIoakimidis

11/Abr/19 14:20

Eurohoops.net

Los dos aspirantes a la 7DAYS Eurocup merecen un lugar en la próxima Euroliga.

Por Aris Barkas/ barkas@eurohoops.net

Para poder competir en la Euroliga, debes ser parte de la élite. Este no es un enfoque esnob. Es un hecho. Solo los mejores clubes europeos pueden estar al mismo nivel con el resto de sus rivales en la máxima competición europea; también tienen que contar con una gran tradición, ambiciones, recursos y pasión. Si no lo tienen, no solo se sentirán decepcionados, sino que su presencia en la liga podría pasar desapercibida.

Por ello, no importa quién triunfe entre el Valencia Basket y el ALBA Berlín, la Euroliga se beneficiará de su presencia. A continuación, les ofrecemos nuestras razones.

Tradición

Mientras que ambos clubes son relativamente jóvenes, el Valencia Basket fue fundado en 1986 y el ALBA en 1991, ya han dejado su huella en el baloncesto europeo. El equipo berlinés ha ganado ocho ligas alemanas y nueve copas más la Copa FIBA ​​Korac. Durante muchas temporadas, el ALBA fue, con mucho, el mejor equipo de Alemania y ha sido parte de la Euroliga regularmente. Mientras que ahora hay una gran competencia a nivel doméstico, principalmente por parte del FC Bayern Múnich, el ALBA jugó en la Euroliga hace relativamente poco, alcanzando el Top 16 en la temporada 2014-15. Si el ALBA conquista la Eurocup, por primera vez en su historia, Alemania puede tener tres equipos en la Euroliga, ya que el Bayern tiene una licencia de dos años después de la reciente expansión y también hay un lugar que se puede llevar el campeón alemán.

El Valencia, por otro lado, también es un frecuentador de la Euroliga, pero también se asocia con la EuroCup, que ha ganado tres veces. Fue campeón de España en 2017 y muchos miembros de su plantilla actual tienen experiencia en el nivel más alto de Europa. Volver a la Euroliga sería regresar a un lugar en el que el Valencia se sienta cómodo. Habiendo dicho eso, si el Valencia acaba ganando la Eurocup, entonces, según el reglamento de la Euroliga, el lugar para la próxima temporada que estaba reservado para la ACB se convertirá en un comodín. No más de cuatro equipos del mismo país pueden competir en la Euroliga, y el equipo ‘taronja’ puede asegurarse el cuarto puesto detrás del Real Madrid, el FC Barcelona Lassa y el KIROLBET Baskonia Vitoria Gasteiz.

Los cracks

Ambos equipos tienen unos plantillones, y muchos jugadores cuyos nombres no son ajenos a los aficionados europeos. Los líderes del Valencia son Bojan Dubljevic y Rafa Martínez. El veterano Fernando San Emeterio también está aquí, mientras que la dupla de bases, Sam Van Rossom y Antoine Diot, es más que sólida.

El ALBA Berlín es un equipo más joven, pero está dirigido por un entrenador legendario. Aíto García Reneses no necesita una presentación especial, ganando hace poco su segundo premio al Mejor Entrenador del Año en la Eurocup. “Don Alejando” se convirtió en primer técnico en ganar dos veces el premio al Mejor Entrenador del Año en la Eurocup; lo hizo por primera vez con el Herbalife Gran Canaria en 2015. El ala-pívot, Luke Sikma, hijo del que pronto será miembro del Salón de la Fama, Jack Sikma, es el MVP de la Eurocup de la temporada 2018-19 y Peyton Siva también es un elemento valioso.

Los pabellones

En cuanto a estadios, las cosas se ponen realmente interesantes. Muchos ‘novatos’ de la Euroliga tienen que mudarse o mejorar sus pabellones para poder cumplir con los estándares de la liga. No obstante, eso no se refiere a ninguno de los dos, aunque el ALBA tiene una clara ventaja.

El Valencia Basket juega sus partidos en “La Fonteta”. El estadio tiene aforo para 9,000 personas y, aunque es antiguo, fue construido en 1983 y sigue siendo uno de los mejores recintos de baloncesto de Europa. En 2016, el Valencia Basket financió la renovación del estadio con €500,000 y también instaló un nuevo cuadro de indicadores de € 150,000.

El ALBA, sin embargo, juega en el Mercedes-Benz Arena, que abrió sus puertas en 2008. Sí, se trata del pabellón antes conocido como o2, y con una capacidad de 14,500 espectadores, es uno de los más grandes y modernos de Europa. Después de todo, fue sede de la Final Four de la Euroliga 2009. Añade a eso una hinchada leal, y tendrás la imagen completa.

Así que es fácil entender por qué ambos equipos se sienten listos para su regreso al gran escenario. No importa quién gane la final, la Euroliga podrá contar con una gran franquicia la próxima temporada.

Foto: EuroCup