Llegó la hora

2021-05-04T13:33:27+00:00 2021-05-04T18:35:38+00:00.

Alex Molina Perello

04/May/21 13:33

Eurohoops.net

El Barça disputa esta noche el quinto y definitivo partido de la serie ante el Zenit con un billete para la Final Four como premio, una eliminatoria ante el conjunto ruso en la que Mirotic está teniendo un papel muy discreto

Por Alex Molina / info@eurohoops.net

“Llegamos al quinto partido, es la hora de dejarlo todo en la pista. Los jugadores son conscientes de que tenemos que jugar más duro. Hemos trabajado ocho meses para tener este partido en nuestra pista”Nadie mejor que el propio Sarunas Jasikevicius para definir lo importante que es el partido de esta noche para el Barça. Tras quedar en la primera posición de la liga regular, los azulgranas se ganaron el derecho a jugar el quinto y definitivo partido en el Palau, un desenlace al que por momentos se temió que no se llegaría y que obliga al Barça a jugarse buena parte de la temporada en 40 minutos.

La victoria en el tercer partido le dio un importantísimo colchón al Barça, que llegó a Rusia con el factor cancha perdido. En ese partido volvió a sobresalir la figura de Brandon Davies, indiscutible MVP de la serie para los azulgrana y que durante muchos minutos de la serie ha sido el pilar del juego culé. En la eliminatoria ante el Zenit, que nadie esperaba que fuera fácil pero quizás tampoco tan difícil, ha habido sorpresas agradables como la del norteamericano pero también jugadores que aún no han aparecido. Abrines promedia en los cuatro partidos una valoración negativa, Calathes tampoco está dominando como casi siempre y en muchas ocasiones se ha visto superado por Pangos pero el gran ausente está siendo Mirotic.

El máximo candidato a MVP de la fase regular de la Euroliga junto a Vasilije Micic no ha aparecido todavía. Tras promediar 16.8 puntos, 6.3 rebotes y 22 de valoración en las 34 primeras jornadas, sus números han caído en picado en esta serie de playoff: 9 puntos, 3.8 rebotes y 7.3 de valoración. Casi la mitad de puntos y rebotes, casi un tercio de la valoración. Y ya no es solo que las estadísticas lo confirmen, sino que en estos cuatro partidos ante el Zenit, el montenegrino ha pasado casi desapercibido: va sumando, pero sin ser diferencial. Xavi Pascual habrá trabajado mil y una ayudas, entramados defensivos y variantes para minimizar su aportación, pero en muchas ocasiones se ha echado de menos un paso adelante de Mirotic. Y si precisamente se espera algo de Mirotic es que marque la diferencia, que imponga su calidad en los momentos que realmente son importantes. Hoy es uno de ellos.