Gustavo Ayón: “En un par de años estaré trabajando para ser ministro de deportes”

2019-10-19T14:12:19+00:00 2019-10-19T14:12:19+00:00.

Alex Madrid

19/Oct/19 14:12

Eurohoops.net

Tras su salida del Real Madrid, uno de los pívots más talentosos de la Euroliga inicia una nueva aventura en Rusia. Gustavo Ayón estuvo con Eurohoops antes de la histórica victoria del Zenit.

Por Alex Madridinfo@eurohoops.net

Aún cuesta ver a Gustavo Ayón (Zapotán, México, 1985) vestir un color que no sea el blanco. Tras cinco temporadas en el Real Madrid, ha iniciado una nueva aventura en el Zenit de San Petersburgo. Los rusos son novatos en la competición, pero ya han completado su primera hazaña: asaltar el pabellón de la Paz y la Amistad, consiguiendo así la primera victoria de su historia en la Euroliga.

Ayón, que aún se está recuperando de su fractura en la nariz, atiende a Eurohoops horas antes de la gran gesta.

Te van a cambiar el mote de ‘Titán’ por el de Batman. ¿Qué tal se juega con máscara?

Gustavo Ayón. Es una protección buena para mi nariz, pero es un poco incómoda. No tienes buena visión… Pero es parte de la protección. ¡Lo que espero es que no me pongan más apodos!

Pese a que la plantilla presenta muchas novedades, la mayoría del equipo -entrenador incluido- tiene experiencia en la ACB. ¿Es más sencilla la adaptación así?

GA. Es más fácil adaptarse cuando conoces a los compañeros, aunque haya sido jugando contra ellos en otro equipo. Es más fácil porque conoces las fortalezas de cada uno de ellos. Es mucho mejor para el equipo.

El Zenit es uno de los equipos novatos en la competición, pero tú cuentas con mucha experiencia en la Euroliga. ¿Te ha pedido Joan Plaza que lideres el grupo?

GA. No hemos hablado de ese tema, pero asumo las responsabilidad por los años que llevo jugando en la Euroliga. Sé que es una competición muy dura pero, aparte de ser dura, es muy bonito jugarla. Todos los compañeros que están aquí van a ganar esa experiencia. Voy a tratar de hacerlo lo mejor posible en lo que me corresponde a mí y en ayudar a mis compañeros.

Después de ganar todo en el baloncesto europeo, ¿qué retos te quedan?

GA. Tengo el reto de hacer que este equipo compita lo mejor que pueda. Estar al máximo nivel, físicamente bien y mentalmente completo. Tratar de hacer que este equipo tenga éxito también. Sé que es una circunstancia completamente distinta a la que tenía en el Real Madrid. Pero, por el apoyo y el interés que han mostrado durante los últimos meses en hacer este equipo, el Zenit merece tener buenos resultados.

Ya tienes 34 años. ¿Has pensado cómo te gustaría retirarte? ¿Sigues planeando ser ministro de deportes en México?

GA. Sí, sí. Acabo de terminar mi carrera en Administración de Empresas y pronto empezaré a hacer una maestría en Administración y Gestión Deportiva. En un par de años seguramente estaré trabajando con ese objetivo.

Tu salida del Real Madrid tiene como objetivo jugar en la NBA, más cerca de tu país. Sin embargo, te terminas alejando. ¿Qué pasó?

GA. Yo quería ir a la NBA y tenía esa ilusión de poder volver. Sin embargo, al final no se presenta ninguna oportunidad, ninguna oferta… Nada. Entonces, tienes que tomar una decisión. Quedarte en un mal bajo nivel, jugando en México, o seguir al máximo nivel. Y el más alto nivel después de la NBA es la Euroliga. Me ofrecen la oportunidad de poder venir a este equipo. Me gusta el reto, me gusta lo que me presentan y, sinceramente, lo tomo.

Has sido el pívot más importante en el juego de la era Pablo Laso. ¿Crees que se debe a tu habilidad pasadora y tu inteligencia sobre la pista o hay algo más?

GA. El trabajo del día a día me hace adaptarme a todas las necesidades del equipo. Creo que ahora el Zenit necesita un jugador referente con agresividad a la canasta y que asuma más tiros. En general, con más responsabilidad ofensiva. Me estoy adaptando a eso, a lo que se requiera. Todas las habilidades que tengo trato de llevarlas al máximo nivel. En mi etapa en el Real Madrid no se necesitaba otro protagonista más. Teníamos gente muy buena, que necesitaba balón, y yo no tengo ningún problema en pasar a segundo plano y ser un jugador más de equipo y de rol.

Este fue el último partido de Gustavo Ayón en Euroliga como jugador del Real Madrid. El Titán de Nayarit lideró la victoria en el partido por el tercer puesto de la última Final Four con 23 puntos (11 de 11 en tiros de campo), 11 rebotes y 36 de valoración.